sábado, 5 de marzo de 2011

IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACIÓN ALCALINA EN NUESTRO CUERPO.

ENERGIA Y SALUD A TRAVES DE LA ALIMENTACION DE LA NUEVA ERA

- por Silvia Alejandra Santórsol -
(Extraido del libro de Silvana Ridner)

Mantener la energía más elevada dentro de uno mismo resulta imposible si uno se alimenta de materias muertas.

Si queremos que nuestro campo de energía permanezca fuerte, debemos elevar todas las energías que en forma rutinaria, permitimos que entren en nuestro campo, en especial los alimentos.

Lo que varía entre los diferentes seres que habitan el planeta son los grados de conciencia y percepción. El hombre es el único que se manifiesta como individual, el único que posee un alma individual.

Las plantas y los animales pertenecen a un alma grupal. De la misma forma que actúa un caballo actúan todos los caballos.

La vida sensitiva de una planta no es la misma que la de una piedra, un pez o una vaca, ya que esta última tiene una escala evolutiva mayor. Todos los animales sufren. Los alados sienten menos, pues son menos evolucionados, al igual que los peces, exceptuando el delfín y la ballena. Los animales de cuatro patas sufren mucho más.

Al quitarle la vida a un animal, cesa solo la vida de un cuerpo físico, pero las vibraciones de ese alma-grupo sobreviven a la disolución del mismo. Esas vibraciones animales están presentes tanto en el entorno que nos rodea como en la carne ( cuerpo ) que luego va a ser comida.

Esas ondas vibracionales densas, pesadas, varían de acuerdo al tipo de animal : cerdo, vaca, pollo, etc. Esa carga pesada y densa nos interpenetra y no nos permite una adecuada evolución y desarrollo espiritual.

Alimentarse de carne no es solo un comportamiento retrógrado sino también uno de los factores que están impidiendo que el sufrimiento humano sobre esta tierra sea aliviado. Conduciendo a los animales hacia el dolor y la muerte, engendramos situaciones semejantes para nosotros mismos a corto, mediano o largo plazo dentro de la ley de causa y efecto.

Nuestro cuerpo es un templo divino, es el templo del alma, debemos amarlo y respetarlo, no convertirlo en un cementerio.

Sin embargo, el hombre está condicionado por sus hábitos y está mal que se subestime el poder de éstos. Algunos maestros yoguis sostienen que hace falta ocho años para establecer definitivamente un hábito; esto explica el porqué de los fracasos cuando en un mes se pretende cambiar hábitos alimentarios que han llevado años consolidándose.

Cuando se desea pasar de un regimen carnívoro a uno vegetariano, se deben abandonar primero las carnes rojas, luego las blancas y por último los peces y mariscos, respetando así la escala evolutiva. De esta manera será mucho fácil el proceso del cambio. Nuestro organismo se irá adaptando de a poco a la nueva alimentación.

El naturista francés George Cuvier ( 1769-1832 ) es considerado el creador de la anatomía comparada.

En uno de sus artículos dice :

¨ La anatomía comparada no permite ver que el hombre se parece en todo a los animales frugívoros, y en nada a los carnívoros. La carne muerta sólo es susceptible de ser masticada y digerida por el hombre si la disfraza y se la hace más tierna con preparativos culinarios; así, la vista de carnes crudas y sangrantes no nos produce horror y repugnancia.¨
A partir de Cuvier, se han realizado muchísimos estudios comparativos entre las diferencias anatómicas del hombre y los animales.

He aquí el siguiente cuadro tomado de diversos autores:


DIFERENCIA ORGANICAS Y FISIOLOGICAS ENTRE
LOS CONSUMIDORES DE CARNE
Y LOS DE HIERBAS, FRUTOS Y SEMILLAS

CARNIVORO HERBIVORO SER HUMANO
Tiene garras No tiene garras No tiene garras
Sin poros en al piel, transpira por la lengua para refrescar la piel Transpira por millones de poros en la piel. Transpira por millones de poros en la piel.
No suda Suda mucho Suda mucho
Los dientes frontales son afilados y punteagudos para desgarrar la carne. Los dientes frontales no tienen filo ni son punteagudos. Los dientes frontales no tienen filo ni son punteagudos.
No tiene molares lisos Los molares sonchatos para moler el alimento. Los molares sonchatos para moler el alimento.
Tiene glándulas salivales pequeñas. Suficientes para su tipo de alimentación. Las glándulas salivales están bien desarrollas para digerir frutas y verduras. Las glándulas salivales están bien desarrollas para digerir frutas y verduras.
Tiene saliva ácida no posee Ptialina. Tiene saliva alcalina y abundante Ptialina para digerir cereales Tiene saliva alcalina y abundante Ptialina para digerir cereales
Su estómago segrega ácido clorhídico es muy concentrado para digerir cartilagos, nervios, múculos, etc. El ásido clorhídrico de su estómago es veinte veces menos concentrado qu el de los carnívoros. El ásido clorhídrico de su estómago es veinte veces menos concentrado qu el de los carnívoros.
No mastica, devora pedazos Mastica Mastica
Tiene intestino corto. Tres veces el largo de su cuerpo, para facilitar la salida de la carne que se descompone rápido. Su intestino es largo, diez veces la medida de su cuerpo. Los cereales y frutas tardan mucho más en descomponerse. intestino es largo, diez veces la medida de su cuerpo. Los cereales y frutas tardan mucho más en descomponerse.
Tiene materia fecal escasa y fétida. Su materia fecal es voluminosa y no fétida. Su materia fecal es voluminosa y no fétida.
Evacua entre las dos y cuatro horas de comer. Evacua entre las cuatro y ocho horas de comer, cuando no en mucho más. Evacua entre las cuatro y ocho horas de comer, cuando no en mucho más.
Tiene mucha tolerancia al ácido úrico y a la urea No tiene tolerancia al ácido úrico y a la urea. No tiene tolerancia al ácido úrico y a la urea.

Como se puede ver existen grandes diferencias orgánicas entre un consumidor de carne, un herbívoro y el hombre.

El intestino de los animales carnívoros al ser más corto permite la rápida evacuación de la carne, evitando así la putrefacción.

Si observamos, veremos que los perros evacuan prácticamente ni bien terminan de comer.

En el hombre, la carne que permanece tantas horas dentro de sus órganos internos, comienza a descomponerse, por lo cual se originan toxinas que al la larga van deteriorando el organismo.

Quienes se alimentan de granos y vegetales poseen en la boca una enzima que predigiere los almidones, es por eso la importancia de una buena masticación.

Las frutas, verduras y granos deben ser bien masticados e insalivados para su correcta digestión. Como las frutas, verduras y granos tardan muchísimo más en descomponerse, al hombre le ha sido dado un intestino largo.

El hecho de cocinar la carne para comer y condimentarla para darle sabor nos reafirma que el hombre no es carnívoro. El animal carnívoro come a su presa tal cual la caza.

En general el hombre come su ración de carne, sin cuestionarse absolutamente nada. No siempre sería capaz de comerla si fuera testigo de la matanza del animal.

Lo que se propone aquí es una alimentación ovo-lacto-vegetariana compatible.

Las compatibilidades alimenticias aluden a una alimentación armónica. Para esto existen leyes químicas y físicas que deben ser respetadas.

Las incompatibilidades de orden químico se refieren a la ingesta en una misma comida de alimentos químicamente antagónicos entre sí. Sería como si uniéramos dos polos eléctricos positivos. Se produciría un corto circuito cortándose la corriente eléctrica. En el hombre se corta, se altera o disminuye la energía vital.

Otras incompatibilidades son de orden físico, o sea que no todos los alimentos se digieren en un mismo órgano y en los mismos tiempos. Estas diferencias físicas hacen que algunos alimentos retarden la digestión de otros provocando sustancias tóxicas y fermentaciones, por quedar detenidas a mitad de camino.

Nuestra alimentación debe ser lo más sencilla posible para similar cada alimento, lo más recomendable es ingerir un solo cereal por vez o una sola harina por vez. Esto se debe a que la enzima encargada de degradar los cereales no es única. Existe una enzima diferente para cada cereal. Así, no es la misma enzima la que digiere la harina de trigo que la que digiere el mijo. Por lo tanto si mezclamos dos cereales en una misma comida se crea un conflicto enzimático que altera el proceso digestivo.

Lo mismo ocurre con las legumbres, féculas y las proteínas en general, no es aconsejable comer juntos por ejemplo papa y batata que son dos feculentos. Tampoco es recomendable comer demasiados alimentos proteicos en un mismo plato. Por ejemplo huevos y legumbres.

Tanto las frutas como los postres se aconseja comerlos lejos de las comidas saladas. La fruta es un alimento de muy fácil digestión, se asimila generalmente entre 15 y 30 minutos. Por lo tanto, si primero se ha comido una comida a base de cereales y legumbres y se finaliza con la fruta, ocurre que el primer plato va a tardar entre dos y cuatro horas en ser digeridos; ni hablar si se come carne, que demora aún más. Si finalizo con la fruta y ésta es de tránsito rápido, me hallo con el inconveniente de que el organismo está atareadísimo digeriendo el plato anterior, por lo tanto no se puede ocupar de la fruta, entonces ésta queda detenida a la espera de su turno. Puede pasar que nuestro organismo no sepa por donde empezar y por lo tanto no digiere bien ni asimila una cosa ni la otra. O bien que la fruta no logre ser digerida en el momento adecuado y comience a descomponerse adentro nuestro y provoque fermentaciones lo cual va a originar toxinas en nuestro interior.

Hay sólo una fruta que digestivamente es neutra y que no altera el proceso digestivo, es la manzana. Por lo tanto, es la única que puede ser utilizada para finalizar la comida o bien combinada por ejemplo arroz con manzana.

La leche es un alimento completo ideal para el bebe (leche materna) y luego para los niños. En general superada la etapa de la lactancia, la enzima que digiere la proteina de la leche tiende a desaparecer. Esto se da por un proceso natural y por falta de necesidad de ese alimento. Este es el motivo por el cual los adultos y los ancianos presentan esa dificultad para su digestión. El proceso digestivo se facilita si reemplazamos la leche vacuna por la leche vegetal (muy común la de soja).

El tomate es una fruta-verdura, rica en ácidos que no se debe mezclar con el limón y el vinagre ya que la unión de ambos ácidos forma una sustancia nociva para muestro organismo.

Veamos la siguiente tabla de compatibilidad de los alimentos:


DESCRIPCION DE LOS ALIMENTOS

CEREALES Y SUS DERIVADOS: crecen en espiga y nos proporcionan sus granos. De los cereales se obtienen las harinas en sus diversas variedades, el salvado y el germen. Entre los cereales, hallamos: arroz integral y harina de arroz; granos de avena partidos, avena arrollada, salvado de avena, harina de avena; cebada perlada y su harina; centeno y su harina; polenta, semita de maíz; mijo y su harina; harina de trigo integral, salvado de trigo, germen de trigo, trigo burgol y trigo candeal del cual se extrae la sémola, etc.

LEGUMBRES: crecen en vaina y son fuente de proteína altamente concentradas. Son las arvejas, chauchas, garbanzos, habas, lentejas, porotos: aduki, alubias, negros, colorados, soja, etc.

FECULENTOS: papa, batata, mandioca, castaña frescas, papa ñame.

HORTALIZAS: son las raíces, los bulbos, plantas rastreras y aquellas que en general no presentan color verde.
Son: ají, morrón, cebolla, cebolla de verdeo, puerro, ajo, alcaucil, zanahorias, berenjenas, zapallos, zapillitos, calabaza, pepino, rábanos, rabanitos, radichas, remolacha, hongos, champignones, palmitos, choclo, brotes de soja y alfalfa.

VERDURAS: son en general las hojas verdes y las coles llamadas crucíferas. Son: acelga, apio, espinaca, escarola, lechuga, radicheta, repollo blanco, verde y colorado, coliflor, repollito de bruselas, endibia, brócoli, espárragos.

FRUTAS DULCES: bananas ( feculento ), durazno, damasco, pelón, manzana, pera, sandía, melón, uva, papaya, chirimoya, cereza.

FRUTAS ACIDAS Y CITRICAS: naranja, mandarina, lima, pomelo, limón.

FRUTAS SEMIACIDAS: ananá, piña, ciruela, granada, mora, frutilla, kiwi.

FRUTAS DESECADAS: ciruelas secas, damascos secos, higos secos, orejones secos, pasas de uva, pelones secos, dátiles.

FRUTAS Y SEMILLAS OLEAGINOSAS: aceitunas verdes y negras, almendras, avellanas, castañas de cajú, coco, nueces, piñones, palta, semillas de girasol, sésamo, calabaza y alfalfa.

Esta tabla de compatibilidad de los alimentos está realizada según el PH ( potencial hidrógeno ) de los alimentos y los residuos que deja en nuestro organismo.

Por ejemplo nuestro medio interno, nuestra sangre es levemente alcalina. Alcalino es lo opuesto de ácido.

Una sustancia es alcalina cuando tiene menos hidrógeno y cuando tiene más hidrógeno que oxihidrilos es ácida. Y es neutra cuando se hallan concentrados en partes iguales oxihidrilos e hidrógeno.

En concentración elevada, los ácidos producen efectos corrosivos en nuestros tejidos.

Son alimentos acidificantes de la sangre los alimentos demasiados concentrados y los sumamente proteicos, por ejemplo: las carnes en general, los huevos, los quesos, los embutidos y las legumbres. Esto no quiere decir que no se deba comer legumbres, pero sí hacerlo con prudencia.

El concepto de alimento acidificante no tiene nada que ver con el sabor de éste. Lo que se toma en cuenta el residuo que deja en nuestro organismo una vez digerido. Por ejemplo: el limón.

¿Que ocurre si nuestra dieta está recargada de ácidos?

El organismo trata de desprenderse de ellos a través de la orina, la materia fecal y la transpiración. Si no lo logra, llega un momento en que el exceso de ácidos comienza a acumularse en el cuerpo y elige para esto zonas claves como las articulaciones provocando así problemas articulares.

Los ácidos también pueden afectar el sistema circulatorio originando los trastornos de origen cardiovascular.

Pero los ácidos no solo ingresan por la comida, sino que el stres puede provocar acidificación así como el exceso de actividad física, pasar demasiadas horas en ambientes cerrados sin la adecuada oxigenación o el humo del cigarrillo después de las comidas también puede alterar el proceso digestivo.

En términos generales, una persona sana físicamente, que presenta una piel bien nutrida, un cabello brillante, uñas sanas, vitalidad, que escucha bien y no tiene tapones de cera en los oídos, suele tener un PH normal. Las alteraciones en la salud, la piel, la audición, la vista denotan una acidificación de la sangre.

Lo ideal sería que comamos respetando nuestras necesidades orgánicas y con predominio de alimentos alcalinos.

Cuando no se logra un PH alcalino y faltan bases ( calcio, sodio, etc. ) el organismo las saca de las uñas, los dientes, los huesos y de otros órganos nobles, provocando caries, problemas óseos, eczemas, etc.

Una dieta sana debe constar de un 70 % a un 80 % de alimentos alcalinos. Esto mantendrá el equilibrio y la armonía y hará que paulatinamente cesen las enfermedades degenerativas crónicas.

ALIMENTOS ALCALINOS ALIMENTOS ACIDOS
Frutas Azúcar y edulcorante
Verduras Harina blanca
Papa Maní, nuez, avellanas
Miel Quesos concentrados
Cereales (Mijo, arroz integral, maíz.) Carnes en general
Almendras, castañas de cajú, sésamo Embutidos
Aceitunas negras Huevos
Aceites vegetales de oliva, maíz, girasol. Conservas
Porotos de soja y aduki Colorantes
Leche

COMO ALIMENTARNOS SANAMENTE A LARGO DE UN DIA

PAUTAS GENERALES:

* No beber líquidos con las comidas, pues diluyen los jugos gástricos y dificultan la digestión.

* Tanto en el almuerzo como en la cena, comer siempre algo crudo.

* Sentarse tranquilo a la mesa, dejando afuera las preocupaciones. De lo contrario, por más sana que sea la comida nos caerá mal.

* Incluir, especialmente en invierno, las frutas desecadas, ya sea en el desayuno o en la merienda. Son fuentes concentradas de energía.

* También consumir semillas y frutas oleaginosas. Combinarlas con las ensaladas, comerlas al finalizar la comida o incluirlas en el desayuno o merienda.

* Comer mínimo tres a cuatro veces por semana legúmbres, que son la fuente más completa de proteínas.

* Si no se consume leche vacuna o se come poco queso, tener presente el uso de semillas de sésamo y almendras para que no falte el calcio.

* Cualquier ensalada puede ser enriquecida con el agregado de gomasio, almendras molidas o dos cucharadas soperas de germen de trigo tostado.

* Consumir mínimo tres huevos por semana, preferentemente orgánicos.

* Endulzar las tisanas o infusiones con miel, melaza o jarabe de fructuosa.

EL VALOR DE LAS INFUSIONES.

En general todas las personas están acostumbradas a beber té, café, café con leche. A los niños se los suele acostumbrar desde chicos al chocolate con leche por que es ¨muy nutritivo¨. Pero todas estas costumbres no son ni alimenticias ni nutritivas, sino que obedecen a patrones de conductas heredadas de generación en generación.

Tanto el té, como el café, el chocolate y la yerba contienen teína, cafeína, teobromina y mateína. Estos componentes son excitantes del sistema nervioso. El té posee un alto porcentaje de ácido oxálico. Su porcentaje, lo hacen muy irritativo de los riñones, y por lo tanto totalmente contraindicado en los problemas renales, de gota, de ácido úrico.

Estas bebidas favorecen la inflamación del sistema venoso, por lo cual no benefician a quienes sufren de trastornos circulatorios: várices, hemorroides, etc.

La cafeína favorece la contracción del corazón sano y es un estimulante cerebral.

El mate es una bebida muy tradicional de nuestro pueblo y es muy difícil desarraigarla. Por ese motivo recomiendo beber mate de hierbas medicinales. Ya que en última instancia, los adictos al mate más que la yerba, lo que extrañan es la bombilla.

La yerba tiene un PH muy ácido y es muy desmineralizante, lo mismo ocurre con las otras bebidas mencionadas.

Tanto la teína como la cafeína o la teobromina impiden la absorción del calcio. Por lo tanto quien bebe café con leche a diario y supone que tiene su cuota de calcio, se equivoca. La cafeína no permite una buena asimilación del calcio lo mismo ocurre con el té y con la leche chocolatada.

El cacao tiene un alto contenido de grasas indeseables para nuestro organismo y un alto porcentaje de ácido oxálico. Su consumo excesivo deja residuos tóxicos que interfieren en el proceso circulatorio y que pueden originar ácido úrico, colesterol, etc.

Al tomar conciencia de estas consecuencias nos inclinamos hacia los sustitutos de estas bebidas excitantes.

El café puede sustituirse por café de malta, de cebada, de cereales o de frutos tostados. El café de malta proviene de la cebada fermentada, o sea primero germinada y luego tostada.

El chocolate puede reemplazarse por la cascarilla de cacao o la algarroba. La algarroba es un fruto en forma de vaina, que contiene unas semillas comestibles, muy nutritivas y con un sabor bastante similar al chocolate.

La algarroba puede combinarse con leche, tanto vacuna como de soja.

La cascarilla de cacao, es la cascara o parte externa del grano y contiene sólo entre un 2.85 a 3.14% de grasa en relación con el 30 a 50% del cacao.

La cascarilla se deja en maceración con agua un mínimo de dos horas o bien toda la noche. Luego se la hace hervir durante cinco minutos. La proporción es de dos cucharadas soperas por cada taza de agua. Se puede beber sola o con leche.

El té tradicional puede reemplazarse por una diversa variedad de tisanas naturales: boldo, cedrón, manzanilla, melisa, rosa mosqueta, tilo, valeriana, etc.

Toda infusión se prepara y se deja reposar en un recipiente con tapa. No utilizar recipientes ni colador de aluminio.

Recurrir al enlozado o al acero inoxidable y a los filtros de tela. Debemos tener presente que no se debe mezclar una hierba tonificante con una sedante. Las tisanas tonificantes se utilizan durante el día y las sedantes durante la noche.





Clave de Vida de Fátima Salinas
:: México 750 - Dpto. 29 (C1097AAP) Pasaje Santa Marina, San Telmo, Buenos Aires, Argentina ::
Tel: 4300-7574 / 3734 ó 15-64-55-00-55 :: e-mail: info@clavedevida.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada